GONZALO – Preguntas o respuestas 2018-01-31T18:50:44+00:00

PREGUNTAS O RESPUESTAS

Gonzalo José

Pianista

Descargar PDF

Generalmente por las tardes salgo a caminar con Benito, mi perro. Cuando paseamos por las plazas, él anda suelto jugando y corriendo por doquier, el problema surge cuando lo llevo con correa y se acercan otros perros, inevitablemente va a querer pelear, por alguna razón no va a existir la posibilidad de jugar “atado”, algo en él se despierta.

Estas situaciones surgen a menudo, y siempre que cuento las historias a mi esposa y amigos, termino por describir la contextura física del contrincante, la cantidad de gente en la cuadra, la hora del día, el momento previo al desencuentro perruno. Esa media cuadra de suspenso es perfecta para ser narrada.

Entonces imagino qué música puede acompañar mi narración, un grupo de notas amalgamadas y estridentes tocadas por instrumentos de cuerda y bronce que se repiten, aumentan el volumen y se aceleran, ¿el cliché musical del suspense? Psicosis (Hitchcock, 1960), Tiburón (Spielberg, 1975), El Resplandor (Kubrick, 1980) y tantas otras nos deleitaron, incomodaron y asustaron con un modelo musical, acompañando las escenas, muy parecido entre si.

Hace un tiempo me encontré viendo Batman, the dark knight (Nolan, 2008). En las escenas de suspenso que protagoniza el Guasón aparecen sonidos lejanos de sirena sintetizados que van aumentando el volumen, mientras logran glisandos ascendentes entremezclados entre sí. La intensidad es fundamental para las escenas, realmente la música logra ponernos en estado de alerta con todos los sentidos.

La música en el cine genera sensación de verdad en el espectador, esa idea de que todo lo que ves es cierto viene de la mano con la música. Uno no va al cine con la premisa de escuchar música, pero es ésta la que le da objetividad y le permite transcurrir, desde una idea palpable, la direccionalidad de la historia.

Entonces aquí me encuentro con un problema… ¿La música nos está indicando qué pensar? ¿Es posible que la direccionalidad del transcurrir de una película se sepa de antemano por culpa de la música? ¿Es necesario para el cineasta quitar lo incierto del transcurrir?

Pienso que una obra debe direccionarse desde lo incierto hasta resolverse, y la música no debe ser la responsable de contestar preguntas. En muchos casos la música va a completar las falencias de una escena para lograr, con códigos pre-estipulados, expresar y resolver todo lo que no re-vela el momento. Es un claro desafío para el cineasta lograr mantener la incertidumbre, sostener la hiancia de la película, no resolverla hasta que deba ser resuelta, la música debe entonces someterse a la exploración para lograr nuevos arremetimientos direccionales.

La codificación de la música nos permite entender-completar lo que vemos, aumentar situaciones desde la percepción, llorar, reír, arengar, comprar, querer, odiar, y tantos otros. Puede entonces ser usada ya no como una herramienta de cumplimentación, sino como una herramienta de marketing. Lograr poner al espectador en su zona de confort sin permitirle pensar la trama. No pensar el desarrollo, descubrir el final lo antes posible, y luego ¿dormir en el cine?

Quizás es momento de preguntarse si queremos que nos respondan, o nos sigan respondiendo todo, antes de que nos afirmen que esa lámpara, ése microondas o ésa película quedan bien con el color de los muebles.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS