PARIS IS BURNING, POR CANDELA MENDEZ

Documental: Paris is burning
Directora: Jennie Livingston
Año: 1990
País: Estados Unidos

Este documental –considerado un objeto de culto– nos introduce al mundo de aquellos que en el Harlem de los años ochenta no se ajustaban a las normas del discurso sexual dominante. Los fuera de norma respecto no sólo de su sexualidad sino también de los ideales económicos y de raza. Se trata de la vida de gays y dragqueens latinos y afroamericanos que se arreglan para ir a un baile.


En el ball se parodian los semblantes del género. Allí, y por el tiempo que dura el baile, los cuerpos se reinventan y se multiplican en categorías hasta el punto de disolverse e incluso incinerarse. Al ballroom asistirán la guapa emergente de 1986, Miss cheese cake, la colegiala y la urbana rural aunque también los ejecutivos y hombres bien vestidos, la parisina de alta costura, la marimacho, el militar, la chica banjee, las madres, las hijas, el heterosexual, etc.


En este mundo, podrás ser quien quieras, lo que no sos pero lo parecés y eso da satisfacción.


Estas invenciones afectarán en consecuencia al lenguaje, tocarán al significante disolviendo sus sentidos. Se hace un reading de los semblantes y de ahí se pasa al shade, a despellejar al otro, hasta la invención de un significante nuevo: el voguing. Un estilo de danza novedosa, un bricolage de poses y movimientos exagerados en los que se congelan imágenes glamorosas de las que Madonna se sirvió para la realización del video de su famoso Vogue.


Los invito a partir de esta peli, a dejarnos enseñar cómo ante lo irrepresentable del sexo, Venus Xtravaganza, Octavia Saint Lauren, Pepper LaBeija, cada una, han decidido hacer la experiencia de volverse Otra de sí mismas.

2018-04-30T20:12:06+00:00