GLORIA, POR FERNANDA BONOME

Película: Gloria
Director: Sebastián Lelio
Año: 2013
Países: Chile, España

A través de planos medios cortos y tarareando junto a Gloria canciones de los años ochenta el director nos acerca a la intimidad de este personaje, una mujer de 58 años, divorciada y de espíritu libre. Hay algo que nos queda claro y es que Gloria se siente sola. Disfruta de ir a clubes de baile en busca de pareja o algún encuentro casual. Así conoce a Rodolfo, un hombre de 65 años, separado, con el que comienza una historia de amor. Sin embargo la excesiva dependencia de Rodolfo a su ex mujer y a sus hijas hace que la relación termine. 


En un perfecto equilibrio entre el drama y la comedia el director logra plasmar en la pantalla el vacío, la familia, los encuentros y desencuentros de la vida amorosa, la soledad y la cobardía.


Me interesa detenerme particularmente en el personaje de Rodolfo. Especialista en huidas silenciosas representa la cobardía masculina, signo de la época. Un hombre-niño, sin pantalones y con pistolas de juguete que lo único que tiene de “tipo enorme” es una fotografía que lleva en el bolsillo, su propia imagen antes de someterse a una gastroplastia. 


Gloria deberá reinventarse y buscar otras soluciones que le permitan negociar, arreglárselas con un vacío que está en el fundamento mismo del sujeto hablante para encontrarse con el propio deseo. No nos curamos de la soledad, hacemos algo con ella. ¿Cómo? Bailando, hasta el fin de la fiesta.

2018-04-30T20:15:57+00:00