EL INSULTO (L’INSULTE), POR NICOLÁS BAILO

Película: El insulto
Director: Ziad Doueiri
Año: 2017
Países: Francia, Chipre, Bélgica, Líbano, Estados Unidos

Miller, en “El banquete de los analistas”, ubica al insulto como el esfuerzo supremo del significante por llegar a decir algo de lo que es el otro; el film de Ziad Doueiri, se encarga de llevar esta cuestión a la pantalla grande. Provocadora e incómoda –al punto de que el director fue intimado a aclarar que la película no refleja la ideología del gobierno libanés– comienza con un altercado cotidiano, no muy diferente a lo que ocurre diariamente en cualquier semáforo del microcentro cordobés. 


Lo particular aquí, es que la discusión se da entre Toni, cristiano libanés, y Yasser, un palestino refugiado en dicho país. Ninguno de los dos cede, la tensión crece, al punto que desata una ola de violencia a escalas masivas. Pese a la intervención de la justicia y el Presidente de la Nación, la disputa desnuda conflictos sociales muy arraigados. Un real que retorna todo el tiempo, en un territorio signado por la diversidad étnica y religiosa. 


Nombrar lo diferente en el otro, pareciera ser la búsqueda constante de los personajes a lo largo de esta historia: “Los palestinos vienen a quitarnos el trabajo, que se vayan a otro país”, “los libaneses cristianos huyeron a comer sushi en París, durante guerra”. Quizás, sea ésta una buena oportunidad para dejarnos enseñar por el cine, sobre la relación que guarda la segregación con la identificación.
Los invito a ver esta preciosa película, sin antes advertirles que no saldrán indemnes de ella.

Referencias:
Miller J.-A. (2000.), El banquete de los analistas. Buenos Aires: Paidós.

2018-05-27T21:44:32+00:00